2.5.11

Cuando me amé de verdad...



... compreendí lo que eran muchos valores que por desgracia escasean.

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, sólo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama…plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… ¡saber vivir!.

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.



Charles Chaplin

18 comentários:

Juan disse...

¡Qué maravillosos texto, Flor!
Me ha gustado mucho,es una excelente manera de ver la vida. Habrá que ponerse a trabajar y aplicarlas.
Gracias por compartilo. Un beso fuerte.

Eris disse...

Impresionante!!!! Exquisito para los sentidos!!!

Gracias Flor por deleitarnos así.

Optimo día.

manuel marques disse...

Sou a única pessoa no mundo
que eu realmente queria
conhecer bem

Oscar Wilde


Beijo.

Anónimo disse...

En realidad uno o una se aman solo a si mismos a lo largo de la vida, el resto es sólo escenificación y respeto que también es importante.

EL HOMBRE DEL CAFÉ

Maritza disse...

ES MUY BELLO ESTE TEXTO,FLOR...
ALGUNA VEZ LO DISFRUTÉ EN ALGÚN POWER POINT QUE ME LLEGÓ POR MAIL...
ESTÁ REPLETO DE SABIDURÍA.

GRACIAS POR PERMITIRNOS UNA VEZ MÁS DISFRUTARLO.
BESOS, AMIGA.

Cassiopeia disse...

Florita! Hermana querida... cuan cierto es... SABER VIVIR!!
Un ramillete de besos!

m.eugènia creus-piqué disse...

Precioso el Post Flor,Vhaplin tiene cosas muy buenas.Un abrazo

m.eugènia creus-piqué disse...

Quise decir Chaplin

La Gata Coqueta disse...

Que agradable resulta llegar a un espacio donde cada día se dejan pensamientos e ideas que van surgiendo para compartir con los amig@s.

Estando a la vez acompañados por el sentido de una razón entusiasmada que forman una amalgama singular y a la vez de perfección, naciendo con el paso del tiempo la necesidad obligada de pasar a saludar y a dejar mis huellas como muestra de mi estimado afecto.

Un ramillete de petunias deposito entre tus manos, son del color de los sentimiento, y al mirarlas fijamente percibirás la luz del interior del alma...

Hasta otro bello momento donde la armonía se pasea por la avenida de la poesía....

María del Carmen

josefina disse...

Estoy de acuerdo con todo,amarnos de verdad, es todo eso.
Precioso texto.
Volveré a visitarte.
Besos

Liliana G. disse...

¡Qué hermoso texto! No lo conocía y me parece fantástico. Para amarnos sólo hace falta conocernos y aceptarnos. Eso es vivir en plenitud.

Un beso grande, querida Flor :)

Liliana Lucki disse...

Que belleza de texto.Una enseñanza.....aprendamos de el genio.

Viviremos mejor ,en calidady tiempo.

Un abrazo grande y gracias, Lili

Isidro Jesus Cedrés González disse...

Amiga Flor, algo o mucho, hay que quererse a sí mismo, pero prefiero que otros amores fuera de mi piel me lo digan; es otra forma de sentirse grande. Si no, parecería un capullo de rosa, que nadie le dice nada, solo ella sabe que es una flor; y solo cuando se abre le dicen: hermosa...
Amiga, tu eres una Flor, no necesitas que te lo digan, y los temas que tocas, son tus aromas...
Un abrazo. Jecego.

Ana Tapadas disse...

Flor,
que maravilha de texto! E que grandes verdades...
Eu não o conhecia e adorei vir visitar-te e lê-lo.
Beijo

Marisol disse...

Sin duda que Charlie Cahplin siguió al pie de la letra sus propios consejos. Para tenerlos en cuenta.
Te dejo muchos saludos, querida Flor.

Chary Serrano disse...

Precioso texto, no lo conocía.
Un abrazo.

sedemiuqse disse...

Muchas gracias.

Besos y amor
je

ANRAFERA disse...

Desconocía este texto. Gracias por exponerlos... para reflexionar y cumplirlo¡
Cordial saludo y buen fin de semana.
Ramón