10.4.11

Suma






Lo que tu amor me da:

la perla en el centro,
la exacta y pequeña perla
por donde la luz se disipa,
en un cerrar de ojos,
entre nosotros.

Y la risa tan inesperada
en ese campo de cansancio
en que el reposo
crece, trayendo la razón
a los brazos de la locura.

Tus ojos en donde
los míos sumergen, lago
manso de la tarde que
empujamos, a la ventana,
hasta el día entero
ser madrugada.

Y  verte despertar, cómo
el brillo que salta de antiguas
colinas y se esparce
por frescas sábanas de
donde te robo, abriendo
la mañana.


(Traducción de Flor)


3 comentários:

Puigcarbó disse...

y si reproduces exactamente igual el segundo blog o sea este, queda perfecto, aunque no se yo recortar la poesia.

Maritza disse...

Una belleza de poema, aunque la primera estrofa se me presenta con contradicciones o doble interpretación (debe ser mi mirada).
Sin embargo, donde haya amor siempre existirán estas palabras bellas...

Abrazos y felicidades!

JUAN disse...

Muy bonito y acogedor el blog. El poema también.
Besos